pantomima

Siento el vértigo de la pata corta de la silla que me lleva hacia adelante y que llevo hacia atrás, nunca estable, siempre haciéndome temblar, como la presencia de un amor que se me cuela por los huesos cual pájaro que anida entre las ramas más pequeñas del árbol más pequeño. El desastre del bolsillo derecho (y no muy seguido, el izquierdo) lleno de boletos, vueltos y pelusas, así como cabellos infames, me recuerdan a tu habitación por las mañanas después de los años nuevos y después de las fogatas para tres, cuando amaneces, descalza, desnuda, caminando entre cerillos y prendas que se confunden con tu alfombra dejándote observar como en una obra de teatro, de mimos. Te mueves, quieres decir muchas cosas, pero no abres tu boca. Te mueves y seduces al espectador, recoges la almohada y se la avientas como aventarías una moneda en la fontana de Trevi, y así te veo, en blanco y negro, y sería perfecto que solo tus labios se pinten de rojo, porque aquello que no se mueve es aquello que dice la verdad. Mezclas el café y cae alguna pestaña tuya, no te das cuenta, me la das, me la tomo, no me importa, estás ahí, y así estarás en mí, no me libres jamás de tus vaivenes psicológicos, siempre inventando(te), creyéndote astronauta, creyéndote gato, creyéndote viva, cómo si en verdad lo estuviésemos y esto no fuera más que un invento del Todopoderoso para animarse un fin de semana y con tantos trastes que limpiar, con tantos trastes que inventar. Me dejaste el café al borde la mesa, en la injusta esquina y un dedo más, un dedo menos, eso hubiera significado que el café se echaría a perder y tú queriendo servirme nuevamente el mismo café con la misma pestaña, y la buscas, porque aunque no te diste cuenta, sabes que hay algo de ti en casa cosa que haces y en cada juego que realizas y en cada bebida que me incitas a tomar de porrazo, como si fuera algo amargo que no me gustará, y tú que no sabes que lo disfruto justamente porque ese amargo es puro tú, es tu esencia, lo que quiero más de ti, aunque también quiera tus cabellos y quiera tu piel, tus mejillas que se enrojecen cada vez que te digo musa, pero en lo amargo te recuerdo, porque eso amargo me lo llevo por más tiempo a donde vaya como si fuera el juguete que de niño me rehusaba a dejar en casa porque temía que mi hermano lo quebrara o pretendiera volverse médico o mecánico. No me importa que no digas nada y que sigas jugando al mimo, no me importa que sigas en ese plan de volvernos niños, es ahora que debes volverme niño e invitarme a jugar charadas contigo o quizás tutti frutti, que siempre ganaré cuando elija la O, y todo porque de niño me la pasaba leyendo libros de geografía, y ahora algunos años después toma valor. Te miras al espejo antes de partir, me miras en el espejo y me tocas en el espejo, oh, querida si supieras que allí no estoy, que solo somos un invento, cálido invento, esto de soñar nos sienta tan bien que nos creemos vivos, y nos creemos capaces de saltar de un octavo piso de algún edificio con vista a la playa, y a ti que te daba igual andar descalza aquí y allá, en la playa, en la plaza y en la cama, los antojos de ponerte mis medias, o medias desiguales, y así estabas tan feliz, no importa el polo al revés o el cabello desordenado, estabas feliz porque tu esencia vivía plácidamente en el espejo donde te mirabas, que te creaba y recreaba y tú siempre inventando finales felices, como el de Alicia o Peter Pan o Los Años Maravillosos. Los inventabas y podías estar muriéndote de hambre o titiritando de frio y no importaba porque los mundos que inventabas los disfrazas con tu calor, no había más frio, no había más hambre, estábamos tú y yo en la misma habitación, tomando el mismo café, con la misma pestaña y tus labios más rojos que nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s