atrevimiento

había que esquivarse

ceder al ímpetu de tocar

un poco más el cielo

el postre venido a menos

un poco echado a perder

pero que aún parece

la joya de siglos atrás

cuando todo parecía de oro

pero no tenía que serlo

solo era el color

el rubor

el dolor

la fenestración

el ala derecha un poco más grande que la otra

incapaz de tomar vuelo

a menos que venga primero

el vino

un vodka

y quizás la cerveza que parece

jarabe para la tos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s