sapere aude

Existe un espacio dentro de mí, creado ex nihilo, que trasciende este cuerpo, buscando habitar otros seres que no siempre tienen vida o conciencia. Es un espacio vivo —muchos dirían parasítico, similar a “La Cosa” de John Carpenter— que se inspira en formas del pasado para consumir (pero también alimentar) a las del presente. Es un espacio que cura, pero muchos no lo saben o lo niegan, atemorizados por una apariencia —comparada con injusticia, creo yo, con la “Mantícora” de Plinio El Viejo— que anuncia la muerte de prejuicios y paradigmas obsoletos. Sólo aquellos que superan el velo de maya permiten que este espacio, bestia sui géneris, les ilumine en el preciso momento de su muerte. Una ráfaga de luz, como cinta de asteroides, estalla en las fauces de la bestia, aniquilando y redimiendo, expulsando toda ignorancia que alguna vez creímos bendición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s